Cómo hacer sonar bien a tu grupo y no morir en el intento

En este post vamos a dar algunos pequeños consejos y pautas a seguir para conseguir un buen sonido con nuestro grupo en un pequeño local o bar. Esto nos puede servir tanto si somos uno de los músicos del grupo, o si tenemos que ponernos a los mandos de la mesa de mezclas, ya que en muchas ocasiones esas dos labores las desempeña la misma persona. Ante una situación así hay una máxima fundamental: “menos es más”. Con esto no quiero decir que aparezcamos con el radiocasete de la abuela, ni con los altavoces de 5000 watios (pequeñitos y extraplanos ellos)  que tenemos en el ordenador de casa, sino que aunque llevemos toneladas de material en nuestra furgo, sepamos sacarle el mejor rendimiento a todas y cada una de las partes de nuestro equipo. Ya sabeis, la potencia sin control no sirve de nada.

Lo primero que tenemos que hacer al llegar, aparte de descargar la furgoneta claro está, es colocar nuestros altavoces en el lugar adecuado. No es válido colocarlos en cualquier sitio, y si los ponemos en el lugar apropiado nos evitaremos muchos problemas en forma de acoples con los micros de las voces. No es problema de llevar un equipo de tropecientos mil dólares, esos también acoplan. Hay muchísimas opciones en el mercado capaces de ofrecernos un sonido fantástico si las utilizamos con buen criterio. Cajas como las LD SYSTEMS LDPN122A2 es una excelente solución, tanto por calidad como por precio. Lo dicho, colocamos nuestros altavoces siempre por delante de la línea que marcarán los micros de las voces, y si tenemos un problema de espacio, como mucho a la misma altura. Siempre intentaremos evitar que los micrófonos estén por delante de los altavoces. Esto nos permitirá poder hace un mejor ajuste de ganancia de los micros, tener mas volumen y evitar los indeseables acoples. Capitulo aparte son los cantantes que agarran el micro “por la bola” y cantan por el agujerito que queda entre sus dedos… pero eso daría para otro post.

Seguimos… Otra cosa importante, los amplis de guitarra y de bajo seria mejor colocarlos en el suelo o ligeramente elevados, sobre todo si los guitarristas o bajistas también tienen micro para su voz. El por qué de esto es muy sencillo, el sonido que sale de nuestros amplis también es captado por los micros de voz, y esto es algo que deberíamos evitar en la medida de lo posible. Si, también captan la batería y los platos, pero eso ya es mas difícil de solucionar (alguien tiene una mampara de metacrilato o de plexiglás en su casa??). Por eso, tratemos de poner remedio a los problemas que tengan fácil solución. Los amplis, a un volumen razonable, lo necesario, por mucho que queramos sentir “el poder” en nuestras espaldas.

Se puede dar el caso de que alguien quiera microfonearlo todo: batería, amplis… Esto en un bar o pequeño local es un error. Las baterías suenan, y mucho… Hay guitarristas y bajistas que tienen amplificadores que tienen más potencia que nuestras cajas de P.A. La cuestión es ajustarlos al volumen adecuado, a nivel con la batería, y que todo trabaje a un buen nivel, ni por encima ni por debajo de sus posibilidades. Puede sernos de ayuda reforzar un poquito el bombo y en casos excepcionales también podemos reforzar los timbales, el resto de la batería ya suena mas que de sobra por si sola. Y también puede darse el caso de que el bajista vaya sin amplificador. En un caso asi lo podremos sacar por las cajas de P.A. para lo cual podríamos utilizar una caja de inyección para conectarlo a nuestra mesa de mezclas. Para el bombo podríamos utilizar un SHURE PG52XLR o un AKG PERCEPTION LIVE P2, y para conseguir ese sonido ambiente de los timbales una buena solución son  los LD SYSTEMS D1009 o los LD SYSTEMS D1102. Estos micros nos darán lo que necesitamos con mucha calidad y sin costarnos un ojo de la cara. En cuanto a las cajas de inyección, una solución muy buena y asequible son las LD SYSTEMS LDI02. Estas también las podremos utilizar si queremos conectar una guitarra acústica con pastilla, un teclado, etc… Para las voces hay infinidad de micrófonos en el mercado con calidades de todo tipo y precios de todos los colores: el mítico SHURE SM58 y sus variantes mas económicas como los SHURE PG58XLR, PG48XLR Y SM48, los LD SYSTEMS D1001 y D1020, etc….

Llega la hora de ponerse a los mandos de la mesa de mezclas. El objetivo no es tirar abajo el local, sino conseguir que nuestro grupo suene lo mejor y lo mas nítido posible. El público lo agradecerá, el dueño del local y nosotros mismos también. No necesitaremos mas de ocho o diez canales en nuestra mesa, tan solo unos previos de buena calidad y como mucho un multiefectos integrado en la propia mesa (si es que fuera necesario). Mesas como la YAMAHA MG166C o la LD SYSTEMS LAX16D nos dan lo que necesitamos. Un micro al bombo y otro ambiental colocado debajo de los platos y orientado entre los timbales aéreos y el base (por si necesitamos reforzarlos en la mezcla), las voces,  acusticas, teclados, metales… Es importante que no mezclemos todos esos instrumentos individualmente, sino mas bien que todos ellos formen un conjunto. Posiblemente la voz sola nos sonaria mejor con mas cuerpo, con unos graves mas presentes, pero puede que en la mezcla esos graves nos molestaran y no empastaran con el resto de la banda, además de restarle inteligibilidad a la voz. Lo mismo puede suceder con las guitarras acusticas… quizás si escuchamos solos esos canales con esas ecualizaciones que hemos hecho para integrar los instrumentos en la mezcla, nos sonaran mal, sin cuerpo, pero en el conjunto global de la mezcla, lo que no aporta la guitarra lo aportara el bajo, lo que le falta a la voz lo aportaran los coros, en vez de poner el bajo retumbando por todos lados, podemos reforzar un poco con el micro que hemos metido en el bombo. Todo es cosa de probar e ir integrando instrumentos, al volumen necesario. Si hay que decirle al guitarrista que se baje, pues se le dice y se baja (ya se que la teoría es muy fácil), si hay que decirle al batería que se baje……..no digo nada…. Insisto, siempre hay que pensar en el conjunto, no en cada instrumento individualmente.

Siempre viene bien contar con un monitor que sirva de referencia sobre todo para las voces e instrumentos como teclados y acústicas. En espacios pequeños seguramente será suficiente con uno. No nos volvamos locos llenando el escenario de monitores. Y por supuesto tampoco debemos volvernos locos dando volumen a ese monitor porque lo que es una ayuda fundamental, mal utilizada se puede convertir en un calvario de acoples, empobrecer el sonido general del grupo y hacer que nuestra actuación se convierta en el típico “concierto de pitos”. Los LD SYSTEMS MON101A son perfectos para estos espacios pequeños y nos pueden dar la cobertura horizontal que necesitamos para trabajar con un solo monitor.

Y esto es todo por el momento… Terminamos recordando la máxima que dijimos al principio: “menos es más”… frase que también es aplicable al volumen ¡!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *