Cómo conseguir un buen sonido de batería en directo (Parte 2/2)

¡Hola a todos! Seguimos con nuestra serie de posts dedicados a la microfonía y posterior ecualización y mezcla de un set de batería.

Nos ocupamos ahora de los timbales. La forma de colocar el micro es la misma que en la caja (me refiero al micrófono superior). Como sabemos hay timbales de distintas medidas, pero los micros que nombremos nos servirán para cualquiera de ellas. Bien es sabido que el SHURE SM57 es un micro que “vale para todo”, y los timbales de una batería no son una excepción. Pero tratándose de los timbales siempre es preferible unos micros mas pequeños (sobre todo en directo), pero que a la vez sean duros y resistentes. Aquí es donde entran en juego micrófonos como el AKG D40, el CAD TSM411 (que ya nombramos anteriormente), el LEWITT DTP 340TT… y también micros de condensador como el AKG C518 M o el SHURE BETA 98 S. Para ecualizar los timbales, al igual que en todo y como ya dijimos anteriormente, no hay una norma establecida que nos valga para todo, pero si se pueden dar unas pistas que pueden valernos de guía. A los timbales mas pequeños podemos aplicarle un HPF un poco más alto que a los más grandes. Si queremos atenuar ese molesto sonido a “caldero” retocaremos alrededor de los 300 Hz, y si queremos darle mas pegada podremos realzar un poco los 4000 Hz. Insisto, estas frecuencias son orientativas, no las toméis como un punto fijo sobre el que actuar. Lo mejor es probar y ver vosotros mismos el efecto que tiene en nuestro sonido las variaciones que hagamos. Así iremos educando nuestro oído y con el tiempo reconoceremos más fácilmente lo que nos falta o nos sobra a la hora de ecualizar. Posiblemente necesitemos insertar una puerta de ruido en los timbales. Con esto conseguiremos quedarnos con lo que nos interesa del sonido producido por los timbales, y evitaremos esas molestas “colas” de graves.

Vamos a ocuparnos ahora de los platos, para los cuales usaremos micrófonos de condensador, que son más sensibles y captan mejor ese brillo característico de los platos. Comenzaremos por el “charles”. Es muy importante la forma en que colocaremos el micro para esta pieza, porque aunque resulta inevitable que se nos cuele la caja, si lo colocamos bien minimizaremos en la medida de lo posible que cada golpe de caja nos taladre el oído a través del micro del charles (que estará ecualizado de manera totalmente distinta al micro de la caja). Micrófonos adecuados para el charles son el LD SYSTEMS D1102, el AKG PERCEPTION 170, el CAD GXL 1200, el SHURE PG81XLR etc… y ya si queremos algo de una calidad superior podemos optar por el AKG C391, el SHURE SM81, el AKG C451 o el AKG C480. Estos micros los colocaremos de forma perpendicular a la parte exterior del plato superior del charles. Evitaremos acercarlo a la zona de la campana de dicho plato superior para captar el menor sonido a chatarrona posible. A la hora de ecualizarlo, usaremos un filtro pasa altos (HPF) a una frecuencia bastante elevada (300, 400 hz o incluso más alto), dependiendo en parte del diámetro del plato y de la colocación del micro. Después aplicaremos un corte de ecualización alrededor de 600 hz con un ancho de banda amplio, atenuaremos y moveremos arriba y abajo esa frecuencia donde hemos atenuado hasta encontrar el punto en el que nos suene mejor. Después si fuera necesario podremos realzar muy ligeramente la zona de agudos para ganar más brillo, pero muy posiblemente no nos haga falta. Los mismos micros que mencionamos antes nos podrán valer también para los crash y el ride. Normalmente se colocan dos micros a modo de ambiente en las zonas izquierda y derecha del kit de batería, encima de los platos, más o menos elevados. La ecualización de estos micros también es similar a la del charles, pero la cosa cambia si estos micros de ambiente los usamos para captar también el sonido de los timbales. En estos casos el filtro pasa altos no lo aplicaremos a una frecuencia tan alta y deberemos “jugar” más con los botoncicos hasta encontrar un buen equilibrio de platos y timbales. En estos casos también podremos usar micros de condensador de gran diafragma como los AKG C3000, los AKG PERCEPTION 420, los CAD M179 etc…

Como resumen a todas estas indicaciones hay que decir que las frecuencias dichas, colocaciones de micros etc, no son algo fijo a lo que ceñirse al 100%, sino algo orientativo que nos sirva como comienzo a la hora de ponernos delante de la mesa de mezclas y, previamente, a la hora de colocar correctamente los micrófonos. Ya sabéis que cada batería suena diferente, dependiendo de medidas de las piezas, tensión de los parches, pegada del batería….. Son demasiados factores a tener en cuenta como para que unos pequeños consejos nos valgan para todos los casos que nos podamos encontrar. Cuanto más probemos, más experiencia adquiriremos y más recursos tendremos.

¡Saludos a tod@s y gracias por seguirnos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *